Inicio
Agenda · Noticias · Información   ·  Galería Fotográfica  ·  Panticosa  ·  Valle de tena  ·  El entorno
Venta    |    Alquiler    |    Comunidades de Props.          El Tiempo  |  Esquí & Montaña
Isaro
El entorno >> EL ESQUÍ COMO DIVERSIÓN

 

LA ALIMENTACIÓN.   ►LA EQUIPACIÓN PERSONAL
►PROTECCIÓN SOLAR; gafas y crema   ►ESQUIS, BOTAS, BASTONES
►PARKING, PARTE DE NIEVE, FORFAIT y Seguro   ►ESCALA EUROPEA DE RIESGO DE ALUDES
►EJERCICIOS DE CALENTAMIENTO   ►LAS PISTAS
►SEGUIR LAS NORMAS   ► ESQUIA CON CABEZA, UTILIZA EL CASCO
      TODO Montaña & Nieve          

VAMOS A ESQUIAR 

En este apartado vamos a intentar darte algunos consejos que los podrás llevar a la practica cuando vallas a esquiar.

La alimentación para practicar cualquier deporte es importante, el esquí como bien sabes le exige a nuestro organismo un gran esfuerzo y por ello es esencial que comencemos el día reponiendo fuerzas.

LA ALIMENTACIÓN  

Sensaciones

Cuando nos levantamos los niveles de azúcar e insulina en sangre son bajos.
Las reservas de hidratos de carbono en el hígado y los músculos han menguado, por eso hay que desayunar bien, para esquiar mejor.

Hidratarnos a lo largo del día también es esencial.

No es difícil observar a personas que sufren un desvanecimiento; el cambio rápido de altitud, un mal desayuno y las temperaturas bajas favorecen que sucedan estas situaciones. 

El Desayuno que es la primera comida del día es fundamental. Resulta imprescindible que aporte un buen nivel de calorías: café, zumo, tostadas (mucho mejor si son de aceite de oliva), yogur, queso, cereales...

La comida si paras para comer, la pasta es sin duda la mejor opción, puesto que se trata de hidratos de carbono, pero de digestión lenta y por lo tanto nos serán de gran ayuda para reponer las energías.
No recomiendo comidas fuertes y pesadas para seguir esquiando posteriormente, debería de ser comida ligera y de fácil digestión, ya que si no nos sentiremos pesados para el resto de la jornada. Por supuesto, evitaremos totalmente el alcohol, que supone un serio riesgo para mantener unos correctos reflejos.

Muchos preferimos cambiar la comida por un tentempié a media mañana y un sandwich al mediodía. Se trata de una opción totalmente válida, pero si la eliges te recomendamos que como tentempié selecciones los frutos secos o una barrita de cereales, que te aportarán todas las proteínas consumidas; olvidándote de las típicas chocolatinas. De cualquier manera, siempre es recomendable parar un poco para ingerir estos alimentos, lo que nos servirá también para descansar y reponer fuerzas.
Aunque lo veremos posteriormente recuerda que un gran porcentaje de accidentes se producen después de la comida, nos hemos relajado y deberíamos empezar otra vez de cero.


 LA EQUIPACIÓN PERSONAL

Diversión

Antes de subir a pistas comprueba tu equipación personal, recuerda que los cambios meteorológicos en la montaña pueden ser rápidos y bruscos.

En la montaña una mañana soleada no significa que toda la jornada valla a ser igual. Tampoco una temperatura agradable a primera hora nos garantiza que sea la tónica para todo el día.

Los esquís, las fijaciones, las botas, los bastones, las gafas de protección solar, los guantes,  pantalón y anorak,  protectores solares y un casco son imprescindibles para practicar cualquier tipo de modalidad de esquí.

La ropa adecuada para esquiar:

Elegir la ropa adecuada para poder esquiar es muy importante, ya que nuestro cuerpo va a estar expuesto al viento y a unas temperaturas más bajas de lo que es habitual.

Partiremos de la base de que tiene que ser cómoda, que sea impermeable y, sobre todo que nos abrigue ante las bajas temperaturas. Además tiene que permitir la traspiración, para eliminar el exceso de humedad.

Llevar muchas capas de ropa no es sinónimo de no pasar frío.

La equitación quedaría de la siguiente manera, con tres capas de protección. La primera capa consiste en una camiseta térmica, hecha de materiales sintéticos que sean transpirables y evitando las prendas de algodón. La segunda capa sirve para protegernos del frío y subir la temperatura corporal, por lo que debería consistir en un buen forro polar, que tenga un peso reducido y permita la movilidad. Para finalizar, la capa exterior, estará formada por unos pantalones y un anorak, ambos impermeables y hechos de tejidos como el Gore Tex, que tiene una alta capacidad aislante, es transpirable y resistente a la abrasión.

Además, es necesario tener unos buenos guantes impermeables, que mantengan nuestras manos calientes y que permitan flexionar bien los dedos.

El 50% del calor del cuerpo se va por la cabeza, por lo tanto deberemos protegerla. Los cascos que se fabrican hoy en día cumplen perfectamente la misión de protección contra posibles golpes, como contra el frío.

Unos calcetines normales de lana nos protegerán los pies. Recuerda que las botas que se fabrican hoy en día para esquiar están diseñadas y preparadas para aguantar temperaturas bajas. 


   PROTECCIÓN SOLAR

Asoción Española Contra el Cancer

 

Asociación Nacional Contra el Cancer

 

 

 

ES VITAL PROTEGERNOS LOS OJOS Y LA PIEL ya que estamos expuestos muchas horas al sol.

LAS GAFAS

Cuando vamos a esquiar solemos estar muchas horas expuestos a las radiaciones ultravioleta (UV). La nieve refleja hasta el 80% de la radiación ultravioleta, hasta 4 veces más que el agua. La proporción de radiaciones ultravioleta aumenta un 10% cada 1000 metros de altitud debido a la disminución de la absorción atmosférica, por lo que estamos más expuestos en zonas de alta montaña.
Cuando no se usa la protección adecuada, la exposición a los rayos ultravioleta puede producir lesiones oculares. La queratitis solar o fotoqueratitis, también conocida como la ceguera de la nieve es una inflamación de la córnea inducida por una exposición aguda a las radiaciones UV.
La ceguera de la nieve suele afectar a los dos ojos y aparece en las primeras 12h después de la exposición solar. Sus síntomas son los siguientes:

• Dolor intenso, que aparece entre 4 y 6 horas después de la exposición a los rayos UV
• Sensación de cuerpo extraño o de arenilla dentro de los ojos
• Lagrimeo
• Fotofobia o intolerancia anormal a la luz
• Ojos rojos
• Disminución de la agudeza visual

La mejor manera de prevenir lesiones graves en los ojos debidas a las radiaciones solares es usar una protección ocular adecuada utilizando unas gafas con el filtro UV óptimo para la actividad que estamos realizando.
Recuerda que unas gafas oscuras no siempre presentan los filtros UV adecuados y que pueden resultar peligrosas.
El estándar europeo EN 1836:2006 establece 5 niveles que van, de menor a mayor protección, de 0 a 4. La categoría 4 es la adecuada para usos extremos, como el esquí y otros deportes de invierno. En la Unión Europea es importante exigir que las gafas exhiban la marca CE, puesto que es la garantía de que se ajustan a esta norma.

ESTANDAR EUROPEO EN 1836:2006

Filtro solar

Características

Uso

Restricción

0

Gafas muy claras

Interior o cielos cubiertos

  Ninguna

1

Ligeramente coloreadas

Luminosidad solar ligera (ciudad)

No válidas para conducción nocturna

2

Medianamente coloreadas

Luminosidad solar mediana

3

Gafas muy coloreadas

Luminosidad solar fuerte (playa y montaña)

4

Gafas muy oscuras

Luminosidad extrema (esquí y alta montaña)

 

 

Como escoger unas buenas gafas para esquíar:

- Que exhiban la marca CE
- Que su nivel de protección UV sea de 4 o filtren por lo menos el 75% de la 
  radiación ultravioleta
- Que filtren al menos el 50% de la radiación infrarroja (IR)
- Que cuenten con protección lateral
- Que estén fabricadas con un material resistente a impactos (policarbonatos,
  orgánicos endurecidos, trivex...)

Además, si las lentes son polarizadas, resultan ideales para condiciones de luz elevada, porque reducen los reflejos de la luz.
Si practicas esquí, snowboard, alpinismo o deportes náuticos con cierta frecuencia te recomendamos que consultes a un especialista de la visión, que te aconsejará el grado de protección recomendado y te dará consejos para evitar problemas oculares serios a medio y largo plazo.


CREMA SOLAR


Tal y como apunta la Asociación Nacional Contra el Cancer los cánceres de piel son los más frecuentes. Cada año se diagnostican más de 2.000.000 nuevos casos en el mundo.

La disminución de la capa de ozono y la moda del bronceado, son los dos factores que más influyen en ello.
Conocer tu sensibilidad al sol es fundamental. Las personas de ojos claros, de cabellos rubios o pelirrojos, de piel blanca y/o pecosa, tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de piel ante una exposición inadecuada al sol.

Los fotoprotectores

Se denominan así a los productos (crema, gel, leche…), que se aplican sobre la piel con el fin de protegerla de los efectos perjudiciales de las radiaciones ultravioleta A (UVA) o ultravioleta B (UVB). Esto es posible porque en su composición llevan unas sustancias denominadas filtros, capaces de frenar la acción de uno u otro tipo de radiación.
Las radiaciones UVA, actúan oxidando la melanina (pigmento que da color a la piel) ya existente en la piel, provocando lo que se denomina "bronceado directo", que tiene la característica de desaparecer muy rápidamente.
Las radiaciones UVB, actúan sobre las células productoras de melanina (melanocitos), activando su producción y oxidándola, provocando el denominado "bronceado indirecto o duradero".
El grado de protección frente a las radiaciones UVB viene determinado por el índice FPS (factor de protección solar) o también llamado IPS (índice de protección solar). Indica el número de veces que el fotoprotector aumenta la capacidad de defensa natural de la piel frente al eritema (enrojecimiento). En función del FPS los fotoprotectores se clasifican en:

Tipo de fotoprotector frente a radiaciones UVB FPS
Bajo 2, 4, 6
Medio  8, 10, 12
Alto  15, 20, 25
Muy alto 30, 40, 50, 50+

El grado de protección frente a las radiaciones UVA viene determinado por el índice PPD (capacidad de producir pigmentación duradera), y en función de su valor se clasifican en:
 
Tipo de fotoprotector frente a radiaciones UVA  PPD
  Bajo 2
  Medio  4
  Alto 8
  Muy alto 14

¿Cómo utilizar correctamente los fotoprotectores?

Para que los fotoprotectores solares sean efectivos, deben seguirse las siguientes pautas:
Utiliza protectores solares adecuados a sus características físicas (fototipo), y que contengan filtros frente a los rayos UVA y UVB.
Usa la cantidad suficiente, cubriendo toda la superficie corporal. No olvides zonas como las orejas o el cuero cabelludo en el caso de los niños pequeños y calvicie.
Aplica los productos siempre con la piel seca. Si la piel esta mojada, las gotas funcionan como una lupa y aumentan el riesgo de que se produzcan quemaduras.
Realiza la primera aplicación al menos 30 minutos antes de exponerse al sol.
Durante la exposición solar reponga el fotoprotector después de cada dos horas.
Contenido actualizado por la AECC el 3/7/2013


ESQUIS, BOTAS, BASTONES

El entorno

Empezaremos por los esquís, los cuales deben ser acordes al nivel que tengamos, pues a mayor experiencia, mayor rigidez en las tablas, los bastones, las fijaciones y las botas, las cuales tienen que sujetar bien el tobillo y el resto del pie, pero que a la vez, dejen la mayor libertad de movimientos posibles para poder practicar la actividad con comodidad.

El buen uso del material nos evitará problemas y lesiones.
Como norma general los esquís deberán medir como máximo la medida igual al usuario.

Es cierto que a muchos nos gusta esquiar con medidas más cortas que nos ofrecen más maniobrabilidad, lo que no debería ser es esquiar con medidas más altas si no se tiene un nivel bueno de esquí.

Las fijaciones

Parte inseparable de los esquís y que están compuestas por la puntera y la talonera.

Este sistema esta  preparado para que en caso de caída o enganche la bota se suelte de la fijación.

La correcta regulación de las fijaciones es fundamental
para practicar el esquí, siendo un elemento de seguridad muy importante y que debe de ser tenido en cuenta para evitar lesiones graves e irreversibles.

Desde 1998 y con revisión en el año 2006 , existe la ISO 11088 referente a la estandarización de (Esquis-fijaciones-Botas) para el esquí alpino.
Esta estandarización es poco conocida entre el público en general.

El consejo es que las fijaciones deben de ser calibradas por un especialista.

En los comercios especializados reciben la información del propio fabricante del producto , lo que a nuestro entender siempre es la mejor información.

RECUERDA que un gran porcentaje de los factores que inciden en los accidentes graves de esquí es por una mala regulación de las fijaciones.

Una idea muy extendida es considerar que el valor numérico de la fijación debe coincidir con el peso del esquiador; por ejemplo, hay quien piensa que si su peso es de 80 kilos, debe regular la fijación al número 8 de la escala. Esto es un gran error que os vamos a ayudar a aclarar.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que para conseguir un uso óptimo de la fijación, su montaje, ajuste y mantenimiento deben realizarse conforme a las instrucciones del fabricante.

La norma DIN/ISO 11088 que muy pocos conocemos, que se presenta en la siguiente tabla, nos ofrece una regulación de ajuste indicativa y una vez hallado nuestro valor aconsejado, sólo en contadas ocasiones deberíamos
modificarlo. 

Para usar la tabla correctamente procederemos de la siguiente manera: primero buscaremos en la columna de la izquierda nuestro peso y altura (hay que ser honesto y no engañarnos ni nosotros o a quién nos estuviera ayudando en la regulación); a continuación, nos desplazamos por la tabla hacia la derecha hasta que lleguemos a la casilla que corresponda a la longitud de suela de bota que utilicemos. Todas las botas llevan impreso este valor. En el ejemplo que comentamos un esquiador de 80 kilos y 1´80 metros de altura y que utilice una bota de 280 mm de longitud le corresponde un 7 de valor de ajuste en la regulación. Podéis observar que conforme aumenta la longitud de la bota, disminuye el valor al que deben regularse las fijaciones.

Una vez obtenido este valor nos queda realizar unas correcciones en función de nuestro nivel y forma de esquiar, así como de la edad.

1. Consideraremos el tipo de esquiador que somos. Conviene también aquí hacer un ejercicio de sinceridad…
Esquiador tipo 1. Si somos un esquiador que no alcanza velocidades elevadas y en nuestras bajadas elegimos pendientes moderadas. Practicamos el esquí de forma muy controlada. En este caso el valor obtenido sería el correcto y en nuestro ejemplo sería el 7.
Esquiador tipo 3. Si esquiamos de forma agresiva y a altas velocidades. Además utilizamos todo tipo de nieves y pendientes. Como indica la tabla deberíamos graduar la fijación según el valor que corresponda a dos líneas más abajo, en este caso 10.
Esquiador tipo 2. Si nos encontramos en un nivel intermedio entre los anteriores. Tomaremos el valor de la línea de abajo, 8.5.

2. Por último haremos la corrección en función de la edad del esquiador. Si la edad es superior a los 50 años o inferior a los 10 años, debemos subir una línea del valor previamente obtenido.

Estandarización de esquís, bastones y botas

 

 

 

 

 

 

 

 


Las botas

La mayoría de las botas de esquí son de plástico duro que impide en gran medida que los movimientos sean fluidos. Ello, sin embargo, no justifica que tengan que ser incómodas.

La función del calzado es mantener el pie en una posición cómoda y segura para esquiar y una bota que no se ajuste bien puede convertirse en un gran problema. Algunos consejos, tanto al comprar como al alquilar unas botas, son los siguientes:

1.- Asegurarse que el peso del esquiador esté de acuerdo con la dureza de la bota.

2.- Tener en cuenta el nivel de esquí: las botas de iniciación son muy resistentes, ligeras, cómodas y fáciles de manejar.

3.- Finalmente, lo más importante es que le queden y lo sujeten bien, además de saber que el número de la bota siempre es igual al número de su zapato.

Una mala elección a la hora de comprar o alquilar las botas puede originar lesiones, incomodidad, dolor, y cansancio.

Cuando el dependiente de tu tienda te pida cuáles son tus posibilidades para aconsejarte sobre el material, es importante que seas sincero y no las exageres. Si lo haces, puede que lo que te venda no sea adecuado para ti y que luego te sientas inseguro con algunos tipos de nieve o hasta que corras el peligro de perder el control de tus esquís.

Las botas son un material difícil de comprar. Todas son incómodas, pesan, apretan y harán que te duelan los pies. Una bota ha de quedar ajustada.

Las botas hay que comprarlas del mismo número que tus zapatos o zapatillas. No compres nunca, aunque las sientas más cómodas, unas botas demasiado grandes o pequeñas. Los pies se te moverán dentro de las botas cuando esquíes, pudiendo ocasionarte una lesión.

Si quieres comprobar tu número, lo cual es aconsejable, en las tiendas siempre hay, o tendría que haber, un aparato para medirlo.
 
Si aún así no estás seguro del número que debes comprar, también puedes comprobar que, una vez tengas el pie dentro de la bota y hayas cerrado los ganchos, no puedas doblar los dedos de los pies o levantar el talón. Si puedes hacerlo, es que la bota es demasiado grande.

 
Otra cosa que tienes que tener presente a la hora de elegir botas, es su dureza. En casi todas las tiendas, encontrarás casi todos los grados de dureza, que pueden oscilar entre los 30-40 aconsejables a los más pequeños, y los 150.

Una bota de dureza 120 o 150, sólo es adecuada para adultos que hagan competición de alto nivel. Así pues, si no eres un esquiador de elite, no es nada recomendable que compres una bota de esta dureza, puesto que no podrás doblarla.

La dureza aconsejable para un adulto medio es de entre 70 y 100, aunque siempre es mejor quedarse por debajo de 100, según el nivel de cada uno.
Para los niños, siempre es mejor una dureza mínima. Entre  7 y 11 años, podría ser una bota de dureza 50, máximo 60, si su constitución es más fuerte.
 
Una vez que tengas las botas, compradas o de alquiler, RECUERDA ALGO que es muy importante:

Las botas tienen que ir siempre apretadas ya que es otro factor que incide en los accidentes graves de esquí.


  Los bastones 

El bastón es una prolongación de los brazos para el esquiador. Nos va a servir para equilibrarnos, impulsarnos y ayudarnos en lo giros entre otros.

Todos los bastones están formados por un tubo metálico, que puede estar fabricado en diferentes materiales y que se divide en empuñadura, arandela y punta para el agarre del bastón a la nieve.
Un bastón es muy simple, pero recordar alguna cuestión para su adquisición o alquiler nos puede venir bien.
Altura del bastón.

Flexibilidad del tubo: debe ser lo suficientemente flexible para que nos deje libertad de movimiento pero a la vez duro para que no rompa pudiendo producir un grave accidente. Debemos tener en cuenta que a menos diámetro del tubo, normalmente éste será más ligero (si bien esto está siempre en función del material en el que esté construido).

Punta: es la parte del bastón que se somete a una mayor presión, por lo que deberá ser de un material más duro que el tubo (normalmente de acero).

Empuñadura: por normativa el extremo superior debe tener un diámetro superior al de la órbita ocular. Debemos vigilar que dispongan además de un mecanismo que permita la liberación de la muñeca cuando el esfuerzo se realice hacia arriba (lo cual nos puede salvar de alguna lesión en caso de caida).

Y para finalizar veremos que altura de bastones necesitamos.

Para saber cuál ha de ser la altura de tus bastones, has de agarrarlos del revés. Es decir, apoyarlos en el suelo por la parte de la empuñadura y cogerlos por debajo de la arandela, pegando los codos al cuerpo. De esta forma, tus antebrazos han de formar un ángulo de 90º con los bastones. Si es así, los bastones tienen la altura adecuada para ti.
Ya hemos repasado que deberíamos hacer antes de subir a pistas; la alimentación, la equipación, esos complementos importantísimo que son las gafas y la crema solar.

Pero nos quedan tres cosas antes de coger el primer remonte...


PARKING, PARTE DE NIEVE Y EL FORFAIT con el Seguro

Una, el aparcamiento. Algo que a priori puede resultar relativamente fácil, se puede complicar y hacernos perder el tiempo dando vueltas de un sitio para otro.

La mayoría de estaciones de esquí disponen de transporte hasta las pistas, otras tienen parkins Vips y algunos alojamientos hacen el trasporte de sus clientes. Las estaciones del Grupo Aramón disponen de todos estas posibilidades. Además La estación de Panticosa esta enclavada en el mismo pueblo.

Dos, comprobar el estado de pistas, lo que conocemos como “parte de nieve
Todas las Estaciones de Esquí emiten un parte a primera hora de la mañana en el que indican los kilómetros abiertos, pistas y remontes, velocidad del viento, el riesgo de aludes, además de los espesores y la calidad de la nieve entre otros. El parte puede ir cambiando conforme las condiciones de la estación así lo requieran.

Además las estaciones nos ofrecen una información muy importante, como es el riesgo de aludes.


 ESCALA EUROPEA DE RIESGO DE   ALUDES

Dirigida a los usuarios de la montaña que se mueven fuera de las pistas balizadas y abiertas       NUEVA SEÑALITICA EUROPEA DE LA ESCALA DE RIESGOS 2014

Indice de riesgo

Estabilidad del manto nivoso

Probabilidad de desencadenamiento

Indicaciones para el esquí fuera de las pistas y recomendaciones

1. Débil

En la mayoría de las pendientes el manto nivoso está bien estabilizado

Excepcionalmente, sólo pueden desencadenarse aludes en algunas pendientes muy propicias (*) y, sobre todo a causa de fuertes sobrecargas.
De forma natural sólo pueden desencadenarse coladas o pequeños aludes.

Las excursiones y el descenso con esquís son posibles casi sin restricciones.

2. Limitado

En algunas pendientes (**) suficientemente propicias a los aludes, el manto sólo está moderadamente estabilizado.
En el resto, está bien estabilizado.

Se pueden desencadenar aludes sobre todo por sobrecargas fuertes y en algunas pendientes cuyas características se describen normalmente en el boletín.
No se esperan salidas espontáneas de aludes de gran amplitud.

Las excursiones deben realizarse con previa planificación.
Se recomienda prudencia a la hora de elegir los itinerarios, evitando, en lo posible, las vertientes inclinadas con la orientación y la altitud que se indican.

3. Notable

En numerosas pendientes (**) suficientemente propicias, el manto sólo está moderada o débilmente estabilizado.

Se pueden desencadenar aludes, incluso por sobrecargas débiles y en numerosas pendientes cuyas características se describen habitualmente en el boletín.
En ciertas situaciones son posibles algunas salidas espontáneas de aludes de dimensiones medias y a veces grandes.

Deben evitarse las vertientes inclinadas en las orientaciones y altitudes que se indican.
Se requiere mucha experiencia y una gran capacidad de apreciación del peligro de aludes.

4. Fuerte

En la mayoría de las pendientes (**) suficientemente propicias a los aludes, el manto nivoso está débilmente estabilizado.

Se pueden desencadenar aludes, incluso por sobrecargas débiles en la mayoría de las pendientes suficientemente propicias a los mismos.
En ciertas situaciones, son posibles numerosas salidas espontáneas de aludes de dimensiones medias y a veces grandes.

Las excursiones tienen que limitarse a las zonas con pendiente moderada.
Es posible que la parte baja de las pendientes esté igualmente expuesta al peligro de aludes.

5. Muy fuerte

Inestabilidad generalizada del manto nivoso.

Se esperan numerosos y grandes aludes originados espontáneamente incluyendo zonas con pendientes poco propicias.

Se tiene que renunciar a hacer excursiones.

(*) Pendientes propicias a los aludes son aquellas que reúnen determinadas condiciones de inclinación, configuración del terreno, proximidad de la cresta, ...
(**) Las características de estas pendientes, generalmente, están precisadas en el boletín: altitud, exposición, topografía, ...
(***) Sobrecarga fuerte: por ejempo, esquiadores agrupados.
Sobrecarga débil: por ejemplo, esquiador o montañero aislado
La expresión desencadenamiento de aludes se refiere a los provocados por una sobrecarga, principalmente por uno o varios esquiadores.

La expresión salida espontánea se refiere a los aludes originados sin acción externa. 


 Y  por supuesto, es recomendable hacernos con un plano de pistas, nos puede ayudar a movernos mejor por las estaciones.

Muchas estaciones de esquí incorporan en sus planos de pistas un número de emergencias por si tenemos cualquier contratiempo.

El placer

Con todo esto podremos saber a que retos nos enfrentamos, además de no llevarnos chascos inesperados por no habernos informado. Informarnos sobre el estado de la estación es fundamental

Tres, adquisición del Titulo de Transporte o abono. Hoy en día la gran mayoría de estaciones de esquí disponen de un sin fin de posibilidades a la hora de adquirir un abono.

Yo recomiendo que miremos las tarifas y ofertas antes de llegar a la estación.
Si es posible adquirir alguna modalidad de abono a los que nos da posibilidades Internet.

Esto nos evitará esperas innecesarias y coger cualquier producto movidos por las prisas.  Estaciones de Esquí.

Un complemento indispensable a la hora de esquiar en cualquier estación es adquirir  un Seguro de Asistencia en Pistas. En caso de sufrir un accidente estaremos cubiertos y nos evitaremos tener que desembolsar cantidades importantes de dinero.

Que modalidades tenemos:

- Hay seguros que ya tenemos concertados que pueden incluir el esquí.
- Las tarjetas IberCaja en alguna de sus modalidades lo llevan incluido.
- Adquisición de la Asistencia Sanitaria en la propia estación.
- Tarjeta Federativa.

Y sobre todo, si decides salir a esquiar fuera de España contrata un seguro.


 EJERCICIOS DE CALENTAMIENTO ANTES DE EMPEZARA A ESQUIAR

Es muy importante realizar algún ejercicio de estiramiento y calentamiento antes de empezar a esquiar. El frío es el mayor enemigo de los músculos y realizar movimientos bruscos y violentos sin haber calentado es sinónimo de contracturas y demás lesiones musculares.

Bastará con que realicemos un precalentamiento trabajando la elasticidad y flexibilidad de la cadera, cintura, rodilla, hombro, muñeca y codo, ya que será en estas articulaciones donde más movilidad necesitemos para el ejercicio.


LAS PISTAS

El blanco

Estamos preparados para lanzarnos a pasar un estupendo día de esquí después de haber seguido todos los consejos que hemos apuntado anteriormente.

Llega el momento y si no conocemos la estación deberemos sacar el plano de pistas para elegir aquellas que se de adapten a nuestro nivel y condiciones físicas.

No vendrá mal recordar la dificultad de las pistas según su desnivel.

Se consideran pistas de esquí los descensos preparados, controlados, balizados y reservados para la práctica del esquí alpino y actividades conexas, en los términos autorizados por cada Estación.

Las pistas se clasifican, según su grado de dificultad en:

a)  Pistas muy fáciles, o de principiantes: su pendiente longitudinal y transversal no podrá superar el 15% de desnivel, con excepción de cortos recorridos en terrenos despejados, y estarán marcadas de color verde.

b)  Pistas fáciles o intermedias: su pendiente longitudinal y transversal no podrá superar el 25%, con excepción de cortos recorridos en terreno despejado, y estarán marcadas de color azul.

e) Pistas difíciles: su pendiente longitudinal y transversal no podrá superar el 45%, con excepción de cortos recorridos en terreno despejado, y estarán marcadas de color rojo.

f) Pistas muy difíciles: las pistas que excedan de los valores máximos señalados para las pistas difíciles o rojas estarán marcadas de color negro. Por regla general, no estarán balizadas ni pisadas.

La clasificación de las pistas según su grado de dificultad se realiza sobre la base de criterios topográficos, por lo que el usuario debe tener en cuenta que las condiciones meteorológicas o el estado de la nieve pueden aumentar la dificultad.

Para podernos guiar mejor por las pistas de las estaciones todas tienen en sus laterales unas balizas que nos indicarán según el color su grado de dificultad. Además pueden llevar incluido el nombre de la pista y un número que nos puede servir como referencia en caso de tener algún percance.


 SEGUIR LAS NORMAS

La pazEl esquí es un deporte que se puede aprender desde pequeños y practicar hasta una edad avanzada, pero hay que conocer los riesgos que supone descender a gran velocidad por laderas y ser conscientes del peligro real que supone. En todas las estaciones de esquí hay unas recomendaciones que son imprescindibles conocer para evitar peligros y riesgos inherentes al esquí como pueden ser los cambios en las condiciones meteorológicas o las condiciones de la nieve según la temperatura y hora del día. También es necesario saber que podemos chocar con rocas, árboles, objetos naturales o fabricados así como con esquiadores que quizá no tengan el nivel suficiente y que tendrán que ser sorteados.

COMO TODA LA ACTIVIDAD DEPORTIVA, LA PRÁCTICA DEL ESQUÍ COMPORTA UNOS RIESGOS Y PUEDE GENERAR TAMBIÉN RESPONSABILIDADES.
 
1.- RESPETO A LOS DEMÁS USUARIOS

LOS USUARIOS DE LAS PISTAS DEBEN COMPORTARSE DE TAL MANERA QUE NO PONGAN EN PELIGRO A LOS DEMÁS ESQUIADORES.

2.- CONTROL DE LA VELOCIDAD

TODOS LOS ESQUIADORES DEBEN ADAPTAR SU VELOCIDAD A SUS CAPACIDADES PERSONALES, ASÍ COMO A LAS CONDICIONES METEOROLÓGICAS Y DEL TERRENO, AL ESTADO DE LA NIEVE Y A LA DENSIDAD DE PERSONAS EN LAS PISTAS.
 
3.- PRIORIDAD PARA EL PRACTICANTE QUE SE ENCUENTRE MÁS ABAJO
 

QUIEN SE ENCUENTRA MÁS ARRIBA TIENE UNA POSICIÓN QUE LE PERMITE ELEGIR LA TRAYECTORIA; DEBE, POR LO TANTO, HACER ESTA ELECCIÓN DE FORMA QUE LA SEGURIDAD DE LAS PERSONAS QUE ESTÉN EN UNA COTA MÁS BAJA ESTÉ GARANTIZADA.

4.- ADELANTAMIENTOS
 
LOS ADELANTAMIENTOS PUEDEN EFECTUARSE POR ENCIMA O POR DEBAJO, POR LA DERECHA O POR LA IZQUIERDA; PERO DEBEN REALIZARSE SIEMPRE DE FORMA LO SUFICIENTEMENTE HOLGADA PARA PREVENIR LAS EVOLUCIONES DE LA PERSONA ADELANTADA.
 
5.- CRUCES DE PISTAS

DESPUÉS DE UNA PARADA O EN UN CRUCE DE PISTAS, TODO USUARIO DEBE, MEDIANTE UN EXAMEN HACIA ARRIBA Y HACIA ABAJO, ASEGURARSE QUE PUEDE INCORPORARSE EN LAS PISTAS SIN PELIGRO PARA ÉL NI PARA LOS DEMÁS.
 
6.- PARADAS

TODO USUARIO DEBE EVITAR PARARSE EN LOS SITIOS ESTRECHOS O SIN VISIBILIDAD; EN CASO DE CAÍDA DEBE ABANDONAR LA PISTA LO MÁS RÁPIDAMENTE POSIBLE E INTENTAR SITUARSE EN UN LATERAL DE LA MISMA.

7.- ASCENSO Y DESCENSO A PIE

SI UN USUARIO SE VE OBLIGADO A ASCENDER O DESCENDER UNA PISTA A PIE, DEBE UTILIZAR EL BORDE DE LA PISTA VIGILANDO QUE NI ÉL NI SU MATERIAL SEAN UN PELIGRO PARA LOS DEMÁS.
 
8. RESPETO A LA INFORMACIÓN, EL BALIZAJE Y LA SEÑALIZACIÓN

EL USUARIO DEBE TOMAR EN CUENTA LAS INFORMACIONES SOBRE LAS CONDICIONES METEOROLÓGICAS, SOBRE EL ESTADO DE LAS PISTAS Y DE LA NIEVE. DEBE RESPETAR EL BALIZAJE Y LA SEÑALIZACIÓN.

9.- ASISTENCIA
 
TODA PERSONA QUE PRESENCIE O SE VEA IMPLICADA EN UN ACCIDENTE DEBE PRESTAR AYUDA.
           
10.- IDENTIFICACIÓN
 
A TODA PERSONA QUE PRESENCIE O SE VEA IMPLICADA EN UN ACCIDENTE SE LE PUEDE PEDIR POR PARTE DEL PERSONAL DE SOCORRO Y/O POLICIA JUDICIAL QUE SE IDENTIFIQUE.
 
Y por último, hay una regla de oro: nunca se puede esquiar fuera de pista o en aquellas que están cerradas. El riego de hacerlo es elevado. Posibles aludes, rocas, acantilados son sólo algunos de los riesgos por los que los responsables de la estación han decidido que están «prohibidas».

 
 
 

 

2013 © Isabel y Roberto S.L. All Rights reserved.
Aviso Legal | Mapa del sitio

Desarrollado por: Reset Internet
LA EMPRESA
·Quienes somos
·..
Facebook Isaro   Canal Youtube isaro.com   Canal Google+ isaro.com linea 974 48 74 40
panticosa@isaro.com