Inicio
Agenda · Noticias · Información   ·  Galería Fotográfica  ·  Panticosa  ·  Valle de tena  ·  El entorno
Venta    |    Alquiler    |    Comunidades de Props.          El Tiempo  |  Esquí & Montaña
Isaro
Noticias >> Nuestro vehículo en invierno
Nuestro vehículo en invierno || dirección general de trafico
Fecha: 31-01-2014

REPORTAJE:

Nuestro vehículo en Invierno. 

Durante el periodo invernal muchos sabemos que cuando salimos a la montaña deberíamos de llevar ruedas de nieve o cadenas, además de tener el coche en buen estado, y algo que es muy importante, saber colocar estás últimas. Un consejo muy útil, que a mí me ha servido, es hacer alguna práctica para poner las cadenas antes de que las tenga que utilizar.

Las cadenas para la nieve son un sistema antideslizante que se coloca en las ruedas motrices de un vehículo a motor para que estas no patinen, debido a la existencia de nieve o hielo en la carretera.

Pueden no ser cadenas propiamente dichas. Hay sistemas que van desde una pieza de plástico a un funda de tela. Su uso no está recomendado para velocidades altas y se debería limitar a 50 km/h.

El principio de funcionamiento se basa en un aumento del coeficiente de rozamiento, o de fricción, entre el neumático y el pavimento cubierto de nieve o hielo. El coeficiente de rozamiento neumático-asfalto, es lo que popularmente se conoce como agarre del neumático. En condiciones normales, el coeficiente de rozamiento entre neumático y asfalto es idóneo (entre 0.4 y 0.6), pero al producirse nevadas y/o heladas, el coeficiente de rozamiento disminuye sustancialmente, generando la pérdida de tracción y maniobrabilidad, y la consiguiente pérdida de control sobre el vehículo.

Cuáles pueden ser las causas de los fallos o roturas en las cadenas:

Conducción demasiado rápida. Las cadenas no soportan circular a más de 50 km/h.

Conducción sobre asfalto seco. Las cadenas se deterioran rápidamente sobre superficies inadecuadas.

Ajuste poco firme. Se deben reajustar los tensores de las cadenas a unos pocos metros de haberlas colocado, moviendo el coche despacio. Se podrían enrollar en el eje de transmisión causando una costosa avería.

Tensores necesarios o innecesarios. La mayoría de cadenas necesitan tensores, si no se usan se descolocan. Las que no los necesitan, si se ponen, pueden resultar gravemente dañadas.

Desgaste natural. Algunas fuentes citan que su duración se reduce a unos 500 km.

Resumiendo:

Por muy expertos que pensemos que somos conduciendo en nieve, tenemos que observar una estricta atención para no tener ningún incidente.

Llevar siempre cadenas, saber utilizarlas, colocarlas en lugares destinados para tal fin o evitando siempre hacer parar al resto de vehículos. Una conducción brusca y rápida en nieve es sinónimo de problemas.

BUENOS CONSEJOS DE LA DIRCCIÓN GENERAL DE TRÁFICO

Ven a la montaña a disfrutar

2013 © Isabel y Roberto S.L. All Rights reserved.
Aviso Legal | Mapa del sitio

Desarrollado por: Reset Internet
LA EMPRESA
·Quienes somos
·..
Facebook Isaro   Canal Youtube isaro.com   Canal Google+ isaro.com linea 974 48 74 40
panticosa@isaro.com