Inicio
Agenda · Noticias · Información   ·  Galería Fotográfica  ·  Panticosa  ·  Valle de tena  ·  El entorno
Venta    |    Alquiler    |    Comunidades de Props.          El Tiempo  |  Esquí & Montaña
Isaro
Noticias >> Historia del Primer Viernes de Mayo en Jaca
Fecha: 01-05-2015
 
A mediados del siglo VIII al norte del Pirineo estaba el imperio carolingio, que decidió establecer una especie de cordón sanitario entre ellos y los musulmanes. ¿Qué hizo? Pues proteger a los cristianos que se habían refugiado en aquellos valles, apoyando a algunos cabecillas que con el tiempo serían conocidos como condes. El primero de ellos fuel Aureolo. 
 
La peña Oroel se llama así por él. El caso es que Aureolo murió en el año 809 y le sucedió Aznar Galíndez, que gobernaría hasta el 820. Sería entonces cuando Aragón se acercaría a Pamplona y se iría independizando de los carolingios, hasta que hacia el 828 aparece ya el título de “conde de Aragón”, un territorio que en las décadas siguientes se iría extendiendo por el valle de Tena y la cuenca alta del Gállego. 
 
La de la fiesta del Primer Viernes de Mayo en Jaca tiene que ver con  Aznar I Galíndez. 
 
La tradición cuenta que la batalla tuvo lugar en el año 758, las tropas musulmanas intentaron conquistar Jaca al amanecer del primer viernes de Mayo. 
 
Se cuenta que al amanecer de aquel día un ejército de miles de musulmanes atacó Jaca (se llega a hablar de noventa mil, ni más ni menos), y que el conde Aznar consiguió vencerles al frente de un pequeño ejército cristiano. Eso sí, contó con la ayuda de las mujeres de Jaca, que acudieron al campo de batalla armadas con lo que tenían en casa. Los rayos de sol reflejaron sobre los cuchillos de cocina, los trozos de espejo y sobre las hojas de boj que las cubrían y los musulmanes pensaron que se acercaba un enorme ejército, huyendo aterrorizados. El regreso a Jaca, portando las cuatro cabezas de los jefes del ejército moro, se convirtió en una fiesta.
 
En el siglo X se construyó una ermita en la zona conocida como los llanos de la Victoria, donde habría tenido lugar la batalla. No sabemos desde cuándo los jacetanos van cada mañana del Primer Viernes de Mayo a este paraje, pero la cosa viene de siglos (Alfonso X el sabio ya habla de la batalla en su “Grande y general historia“, allá por el siglo XIII).
 
Todo empieza la noche anterior, cuando mucha gente sale al campo a encender fogatas. Por la mañana viene el almuerzo junto a la ermita de la Victoria y después el momento más espectacular, un desfile espectacular protagonizado por el conde con sus huestes, las escuadras de labradores y artesanos, los arcabuceros, en cuyo peculiar sombrero hay trozos de espejo que recuerdan a los que, según cuenta la tradición, hicieron creer a los musulmanes que les atacaba un enorme ejército cristiano.
 
Con alguna interrupción (como los primeros años de la II República o la Guerra Civil) la fiesta se ha mantenido y ha ido a más a través de los siglos. 
 
2013 © Isabel y Roberto S.L. All Rights reserved.
Aviso Legal | Mapa del sitio

Desarrollado por: Reset Internet
LA EMPRESA
·Quienes somos
·..
Facebook Isaro   Canal Youtube isaro.com   Canal Google+ isaro.com linea 974 48 74 40
panticosa@isaro.com